Range Rover Sport Dragon Challenge



La carretera de la Montaña Tianmen, en la provincia de Hunan, cuenta con una secuencia de 99 tortuosas curvas a lo largo de 11,3 km de recorrido. En la cima, una escalinata con 999 escalones termina en la Puerta al Cielo, un arco de piedra natural en la montaña, conocido como un legendario eslabón entre el mundo mortal y el mundo de los dioses.

Alcanzar la Puerta al Cielo es una hazaña. La exigente carretera que conduce a la montaña para este espectáculo es formidable, pero no hay espacio para errores. Después vienen los escalones, que en sus momentos más críticos llegan a tener 45 grados. La carretera de 11,3 km ya fue desbravada anteriormente, pero ningún vehículo ya asumió la inmensa tarea de subir los 999 escalones que llevan al ápice de la montaña, hasta ahora.


El nuevo range rover sport enfrentó los 11. 3 km de esta increíble carretera con facilidad


Llegar a la cima requiere un vehículo con rendimiento y capacidad en la medida exacta, ¿y que mejor lugar que la épica Carretera de la Montaña Tianmen para demostrar el poder del nuevo Range Rover Sport? Detrás del volante y listo para enfrentar el desafío está Ho-Pin Tung, vencedor de las 24 Horas de Le Mans y piloto de Jaguar en la Fórmula E.

Es hora de ver cómo se comporta el nuevo Range Rover Sport en este primer desafío mundial, probando su rendimiento y capacidad, al tiempo que lleva la dirección todoterreno a un nivel mucho más alto.



La jornada comenzó en el Reino Unido, donde Ho-Pin se unió al equipo en el área de pruebas de Jaguar Land Rover. Después de algunos cálculos y análisis, el equipo mostró el modelo de test especialmente construido para el desafío de los ángulos de 45 grados que los esperaban en China. No todos los aspectos del desafío pudieron ser probados, y todavía había dudas en cuanto a la conclusión exitosa de la tarea.


“El Dragon Challenge es el desafío más duro en el que jamás he participado, no puedo asegurar que vayamos a salir con éxito."

Phil Jones, experto Land Rover Experience.


A pesar de la enormidad del desafío, el equipo partió rumbo a China para el gran día. Era hora de asumir el desafío del dragón.

La primera conquista del nuevo Range Rover Sport fue la épica carretera de la montaña que generalmente es usada sólo por autobuses ECO que cuentan con conductores especialmente entrenados para sus 99 curvas.


La estabilidad de alto nivel del vehículo fue necesaria para enfrentar las curvas más difíciles


Cada curva fue una prueba de habilidad y capacidad, pero la aclamada estabilidad, impulsada por el sistema Terrain Response 2, hizo que el nuevo Range Rover Sport maniobrara fácilmente a través de las 99 curvas.

El nuevo Range Rover Sport, con su motor SC de 5 litros, que le da 525 caballos de potencia, posee características dinámicas superiores, convirtiéndolo en el vehículo perfecto para enfrentar el camino de la montaña en esta etapa inicial del desafío.

Una vez que el circuito de curvas fue recorrido, el SUV llegó a su gran final: un todoterreno extremo de 999 escalones de ascenso.


Conducir en esa subida de escalones con ángulo de 45 grados jamás había sido intentado


Usando el modo Mud and Ruts aliado a su capacidad todoterreno, el vehículo entró en acción. Con su renombrado poder, el nuevo Range Rover Sport inició el primer intento de la historia de alcanzar la cima de la gigante escalera en un vehículo.

Desapareciendo en la niebla que rodeaba las montañas durante la parte final de la poderosa subida, el nuevo Range Rover Sport emergió con éxito en la cima, superando los 999 escalones.


Nuevo Range Rover Sport conquista la Montaña Tianmen


Nuestro SUV completó este desafío jamás intentado, que incluyó 99 curvas, 999 escalones y la maniobra de baja velocidad en la parte inferior, en impresionantes 21 minutos y 47 segundos. En la línea de llegada, el equipo del Range Rover Sport Dragon Challenge celebró la conclusión de la última serie de las Driven Challenges con una sensación de conquista y éxito.

En una combinación de real capacidad, poder inquebrantable del Range Rover Sport y habilidad del piloto, el equipo completó este desafío monumental.

Fue el verdadero poder y rendimiento del nuevo Range Rover Sport que permitió al equipo conquistar el Dragon Challenge, convirtiéndose en el primer vehículo del mundo en completar las 99 curvas y 999 escalones de la Montaña Tianmen.